Aralen Chloroquine 500mg Generic Aralen Chloroquine Aralen Chloroquine Italy coronovirus covid-19 medications Chloroquine (Aralen) 250mg coronavirus prevention plaquenil Generic Zithromax Azithromycin kaletra lopinavir ritonavir chloroquine Dejarse llevar por el mundo de Miyazaki | Crónicas de Calle

Dejarse llevar por el mundo de Miyazaki

Chihiro

“Escuchame una cosa: es malísima El viaje de Chihiro. Muy mala. ¿Qué te gustó? Vos te querés hacer el intelectual, el esnob. Encontrarle cosas profundas a un dibujo animado. Es muy mala, no entiendo cómo te gustó”, me decía mi hermano por teléfono. Me llamaba desde Finlandia, donde estaba de vacaciones, pero no estaba interesado en contarme cómo le estaban yendo las cosas, los lugares que había visitado, el clima o la gente. “No entiendo cómo no te gustó”, fue lo poco que pude decirle. En este post, quizás, esté la respuesta que hubiera querido decirle.

Para disfrutar de un film como El viaje de Chihiro, o cualquiera de los hechos por Hayao Miyazaki, su director, se necesita una cuota de sinceridad. Relajarse y dejarse llevar. No pensar en términos de lógica o racionalidad. Escuchar la música (creada por el gran compositor Joe Hisaishi) como si fuera un recital creado especialmente para uno. Incorporar las imágenes como un regalo, como si se estuviera viendo un cuadro de un gran pintor. Percibir que un dibujo animado puede emocionar más que un actor de carne y hueso. Sentirse en un sueño en el que se aceptan todas las reglas de juego. Entrar a un mundo nuevo, repleto de lirismo. Quitarse los prejuicios de encima.

Hayao Miyazaki es japonés y tiene 70 años. Fuma treinta cigarrillos por día y maneja el mismo Citroen 2CV desde hace 25 años. No usa Internet ni tiene computadora. Escribe cartas para comunicarse con sus amigos y familiares. Es el director de cine de animación más importante de la historia de Japón. Cuando El viaje de Chihiro ganó el premio Oscar a mejor film animado, en 2001, decidió no ir a Estados Unidos a recibir el premio. “Me parecía deshonesto visitar un país que actualmente está bombardeando Irak”, se justificó. El Studio Ghibli, fundado por él, en 1985, es admirado por su calidad e incuestionable prestigio por las mejores compañías de animación del mundo, como Pixar, Dream Works y Disney.

chihiro

A lo largo de su filmografía, Miyazaki plantea temas que se repiten, en mayor o menor medida. Mostrar la pureza de los niños, en un sentido desprotegido, íntegro y sincero parece ser una de las primeras claves. Mei tiene cinco años y no para de gritar por la excitación de mudarse con su papá y su hermana a una casa en el campo. Huele el pasto y las flores. Persigue a los insectos. Corre. Su hermana, Sasuki, de once, la acompaña en su alegría. Los gritos y chillidos de las chicas, agudos, fuertes y constantes sonarían insoportables en cualquier lugar y momento. Pero acá no. Uno no quiere que dejen de gritar nunca (en el idioma original japonés, claro). Emociona la energía con que enfrentan la vida. Las secuencias forman parte de Mi vecino Totoro (1988), uno de los filmes emblema del Studio Ghibli (la imagen de Totoro, algo así como un gato gigante con una enorme panza que duerme todo el tiempo, es el símbolo de Ghibli).

El campo se muestra como un lugar desintoxicado, muy diferente a la aturdida y acosadora ciudad. La naturaleza se refleja como un lugar de sabiduría que está en el mundo mucho tiempo antes que el hombre y que merece ser respetado. La relación entre el hombre y la naturaleza es mala. En Nausicaä del Valle del Viento (1984), el valle tóxico avanza sobre los hombres,  como si fuera una especie de castigo por haber generado la contaminación que ahora sufre. En La princesa Monoke (1997) los hombres intentan matar a la naturaleza, que vive enojada por el maltrato. El hombre es exhibido como ignorante y rencoroso. “Todos sabemos que el planeta está en problemas y no hace falta que otra película mas transmita ese mensaje. Pero cuando dibujo el mar, no me queda otro remedio que dibujarlo lleno de basura”, dijo Miyazaki.

Los grupos humanos tienen un evidente conflicto para unirse. Viven separados, se pelean, no se comunican. No saben estar juntos. Sufren por diferencias que podrían solucionarse con pocas palabras. Los adultos son avaros, ambiciosos, egoístas.

Así como Miyazaki se encargó de las animaciones con un tono fantástico, lleno de personajes y mundos imaginarios, el estudio Ghibli decidió mostrar también una faceta realista, realizados principalmente por otro gran director, Isao Takahata. Hay un film de él, La tumba de las luciérnagas (1988), que quizás sea uno de los más crueles referidos a la guerra de la historia del cine (películas como La lista de Schindler, El pianista, El francotirador o Nacido para matar resultan suaves ante este film devastador). Es la historia de dos hermanos que quedan huérfanos tras los bombardeos estadounidenses a Japón, en la Segunda Guerra Mundial. Su lucha por sobrevivir será desesperante, en un país dividido, con falta de solidaridad y lleno de injusticia. Aunque las películas de Ghibli están hechas principalmente para chicos, este no parece ser un film adecuado para ellos por la forma en que está contado (Seita, el narrador, anuncia al comienzo del film que está muerto). Por su música y su historia, otra de las realistas muy recomendable es Susurros del corazón (1995), de Yoshifumi Kondo.

castillo vagabundo

Sobran referencias a la historia y cultura japonesa. Muchas de ellas resultan inaccesibles para  los espectadores occidentales. Aparecen elementos del animé (animación), el manga (historietas), las máscaras del teatro kabuki y las leyendas de la mitología.

El Studio Ghibli le da la espalda a la tecnología y utiliza recursos insospechados en estos tiempos de computadoras y 3D: el lápiz y papel. Ponyo y el secreto de la sirenita (2008), su última película, es la de más fotogramas pintados a mano de la historia (170.000). En total se necesitaron 70 personas, que dibujaron durante seis meses para convertir el storyboard pintado a acuarela por Hayao Miyazaki en una película de 108 minutos.

Ver El viaje de Chihiro, la gran obra maestra de Ghibli, es una experiencia maravillosa. Cuando uno piensa que ya nada en la película puede sorprender, aparecen nuevas imágenes y situaciones que ponen en duda la capacidad de asombro. La imaginación de Miyazaki no tiene límites. Sólo hay que dejarse llevar en el viaje. Quitarse los prejuicios y disfrutar.




There are 17 comments

Add yours
    • Lucas Bertellotti

      Gracias por el comentario, vieja. Aunque nos respetes por igual y te guste que seamos diferentes te aclaro que, en este caso, yo soy el que tiene razón. Te recomiendo que mires la película y te pongas de mi lado. Saludos!

  1. Catalina Ungaro (@cataungaro)

    ¡Cómo coincido! Increíble lo que es capaz de transmitir este japonés intrigante con unos dibujos animados. Creo que éstas películas son el ejemplo ideal de como la animación puede ir mucho más allá del pre-concepto de los “dibujitos” para chicos, y llegar a transmitir muchísimas cosas. Algo parecido a lo que me generaron por ejemplo Wall-E o Up. Pero, en este caso, con el adicional de la increíble estética que sólo el dibujo puede lograr y que hace de la “experiencia Miyasaki” algo único. ¡A esperar la próxima entonces!

  2. Julie

    ¡Gran post!
    Vi muchas de las pelis que nombras. Lo importante creo que es el mensaje global de este tipo de cine, animado y oriental que no es el típico más allá de las referencias a su cultura y tradiciones.
    Leí una vez que lo que también caracteriza a Miyazaki, además del profundo respeto por la naturaleza, es la exaltación de la mujer como heroína, yendo al otro extremo de lo que muchas veces los orientales muestran. Eso me resultó superador de muchas imágenes que conocemos provenientes del hentai o manga. Y está muy bueno.
    “El increíble castillo vagabundo” y “Mi vecino Totoro” fueron las que más disfruté. La relación del niño con esa abuela y de esa niña con su amigo imaginario o no tanto, me pareció un pasaje a los 6 años. Porque no sólo es la estética animada la que te recuerda a la niñez sino esa particular mirada sobre ella. (Con respecto a Totoro, hay que recordar que acá Liniers copió ese formato de niña+monstruo con Olga)
    Muchas de las mejores películas que vi en los últimos tiempos fueron de animación. Coincido con Cata con Up, Monsters Inc. -genial esa fábrica de los monstruos y sus puertas-, Las Trillizas de Belleville, y muchas de quien nos ocupa hoy: El Gran Miyazaki.

    • Lucas Bertellotti

      !Muchas gracias por los comentarios! Cata: Estamos de acuerdo en que varias películas de Pixar están a la altura de Miyazaki y aún más. El género de animación merece mucho más respeto y consideración de parte del mundo de los adultos. Juli: Coincido plenamente con vos. También había pensado en escribir sobre el protagonismo que tienen las mujeres en las películas del japonés, pero me olvidé de ponerlo. Mis favoritas son: Mi vecino Totoro, La tumba de las luciérnagas y El viaje de Chihiro.
      Saludos!

  3. Sol

    Hola cronista! Aquí de vuelta la vecina de quien te llamó de Finlandia para decirte que no encontraba qué te gustaba de esta película. Hace un tiempo me lo crucé y me comentó que escribiste sobre esta peli que, casualmente (si es que existen las casualidades) tenía en DVD listo para ver. Resulta que, además de disfrutar mucho del cine y hacer de él mi oficio, actualmente estoy trabajando en un largo de animación (por primera vez, estrenando el género en mi haber). Lo primero que me dijeron y dieron para ver fue “la filmografía completa del estudio Ghibli”. Y empecé por Totoro. Una maravilla, como para empezar. La simpleza hecha relato y estética, difícil combo pero más que logrado, en mi modesta opinión. Me dieron otras pelis más, pero me sugirieron seguir con “Kiki”. La disfruté, pero debo decir que no me produjo ni la mitad de lo que fue la primera. La tercera (y no vencida) fue “Chihiro”. Me dio la sensación de que no era una película para niños por la oscuridad que tiene. Por supuesto que no caben dudas desde la realización, nada que decir, puros halagos. Pero el tema sinceramente no me resultó ameno (quien te dice, la que habla es mi niña interior, aún asustada por los fantasmas!). Me sentí un poco decepcionada, para ser completamente honesta, y preocupada, porque dado el contexto en el que me encuentro, tengo que manejar bien el código y entender por qué algo es bueno o no. Cuando comenté esto entre los animadores tomé el recaudo de empezar diciendo todo lo que sí me gustó, para concluir con este comentario acerca de la oscuridad de la peli. Para mi asombro, coincidieron conmigo. Creo que hay un sinfín de razones para valorizar (o no) una película. En este caso, el tema y la forma en que está expuesto es para mí una razón para no haberla disfrutado. Insisto, nada que decir en cuanto a la técnica y a la estructura de la película. Pero no la disfruté, a diferencia de otras. Esta vez, debo admitir que coincido con mi vecino. Aún así, agradezco la crónica, y me gustaría saber más específicamente qué es lo que valorás de esta peli en particular, para poder verle cosas que por ahí no estoy viendo, a diferencia de otras pelis que reseñaste, en donde suelo coincidir.
    Saludos cordiales!
    La vecina
    PD: hay 2 películas en cartel que me encantaría saber si viste y conocer tu opinión: “Pina” (obra maestra!!!!) y “Medianeras” (sí, sí, el cine nacional nos sorprende de tanto en tanto)

    • Lucas Bertellotti

      Sol: muchas gracias por el comentario. Creo que cada vez que dejamos un comentario en un blog, hacemos mejor la nota del autor. Con respecto a Chihiro, me gustó todo. Los mensajes que transmite, cuestión que considero fundamental, me parecieron geniales: Chihiro representa la no contaminación de una nena ante el mundo adulto. Alrededor de su pureza hay cuestiones fundamentales: 1) la avaricia de los padres que comen y se convierten en cerdos, 2) la forma en que la bruja narigona cría al bebé, una especie de burla a los padres contemporáneos por la forma en que educan a sus hijos, 3) el miedo de comprometerse ante una situación opresiva, como le pasa a muchos de los personajes cuando Chihiro necesita ayuda, y las maneras de rebelarse, 4) la amistad, 5) el amor adolescente. En fin, hay muchas cosas para rescatar. Lo mejor es que todo eso se cuenta en un contexto de imágenes fabulosas. Nunca vi nada igual. En fin, espero que te haya satisfecho mi respuesta. De paso te cuento que, en los próximos días y si la Aduana lo permite, voy a comprar un pack con quince películas de Ghibli. No tenés que hacer más que pedirlas si te interesa.
      Con respecto a las películas que recomendaste, lamento decir que no vi ninguna pero seguramente les voy a dar una oportunidad.
      Saludos!

  4. Peke

    Otro buen post! No sé si sos amigo de los videojuegos o no, pero quiero recomendarte Ni No Kuni ( si es que ya no lo jugaste claro ) es el RPG que hizo Level 5 en conjunto con Studio Ghibli. El diseño de personajes, el armado de los escenarios y la musicalización son dignos de aplausos, todo te mete dentro de la historia, como digna creación de Ghibli que es . Es largo como todo RPG, le tengo metido casi 25 hs de juego y aun no creo haber llegado ni a la mitad de la historia, pero es sublime, cada mapa y ciudad, cada personaje, cada theme. Ojala hayas tenido el gusto y sino ojala lo tengas pronto! Gracias por los post tan geniales! un beso!

    • Lucas Bertellotti

      Sinceramente, tengo muy poco conocimiento de videojuegos. Tuve que googlear el nombre para descubrir que el juego es de Play 3. Vi el trailer, la verdad que parece muy bueno. Veremos si en algún momento me engancho con Ni No Kuni. ¡Mucha gracias por el comentario! ¡Beso!


Leave a Reply to Sol Cancel reply

<-- 4539333 -->