Los mejores estrenos del 2014: el cine como parque de la ciudad

2014

Nunca estuve tan pendiente de los estrenos como este año. En general, suelo mantenerme atento a los movimientos más importantes del mercado. Cubrir en mayor o menor medida lo importante. Esta vez, me predispuse a ubicarme adelante de la ola. No esperar una recomendación ni una buena crítica, simplemente lanzarme. Y no me fue nada mal. De hecho, creo que el 2014 fue la mejor cosecha desde que inicié esta obsesiva tarea de hacer un repaso sobre lo más sobresaliente.

Antes de empezar a escribir, leí. 2011. 2012. 2013. En todos los años me quejé por el nivel de los estrenos, probablemente con razón. Está claro que la cartelera de cine argentina es limitada, viciosa y repleta de fallas. Hay muchas películas malas vistas por demasiada gente y retenidas en las salas casi al infinito. Cuando pasa eso, hay un film bueno que pierde lugar. Pero, más allá de las evidentes carencias, todavía quedan espacios, pequeños defensores de cultura que funcionan como los parques de las ciudades, verdaderos pulmones que ayudan a respirar un poco mejor. Esos pequeños parques son el Artemultiplex, el MALBA, Gaumont y alguna que otra sala más.

En una ciudad repleta de ruidos, olores y maltratos, no hay nada mejor que un buen parque para tomar aire un poco más puro, para disfrutar de la naturaleza. Para sentir que todavía quedan lugares en los que se puede escapar.

Force Majeure, Ruben Östlund. Así como La caza, de Thomas Vinterberg, fue la película más poderosa del 2013, en este 2014 no quedan dudas. Este film sueco de Östlund es un verdadero batazo a la cabeza, es una de esas obras que sacude los sentidos y deja al espectador tambaleante por tiempo indeterminado. Una familia rica disfruta de unas vacaciones en una montaña. Comen en un balcón de un lujoso restaurante mientras perciben una pequeña avalancha, a varios metros. La avalancha parece acercarse cada vez más a su posición. El padre de la familia dice que no es nada. La mamá se preocupa. Él insiste en que no pasa nada. De pronto, la avalancha se les viene encima. Ella toma a sus dos hijos y los abraza, justo antes de que una nube de polvo los tape. Él agarra su celular y los anteojos y corre hacia el interior del bar. Pantalla en gris. Comienza a aclararse el panorama de a poco. La avalancha, al final, estaba controlada. No se trató más que de restos de la masa de nieve que, al final, fue contenida. El padre vuelve. No dice nada. Los hijos lo miran, parecen tristes. Su mujer está indignada. El inicio de la película es el nudo. Verdaderamente extraordinario.

forcemajeureInside Llewyn Davis, Ethan y Joel Coen. Una extraordinaria joya de los hermanos Coen. No debe haber directores tan lúcidos en Estados Unidos como ellos. En esta gran película, hacen todo particularmente atractivo e inolvidable. La banda de sonido es profundamente enamoradiza. Los Coen regalan una clase de filmación estética, bella e impactante. No tienen miedo de presentar a un personaje perdedor, sin atractivos físicos ni intelectuales. Maltratan a su antihéroe como si fuera su peor enemigo. Esa sinceridad para filmar los hace distintos. Esa manera de ser diferentes los eleva como autores de obras maestras, como esta película.

insideRelatos salvajes, Damián Szifron. No hay nada que reprocharle a Szifron. Se hizo carga de la película argentina más esperada de los últimos diez años. Y cumplió. Se mostró como un verdadero irreverente de una sociedad desgastada, en plena lucha de clases y exhausta. Cuenta bien y dirige de manera correcta. El hilo de tensión que genera el film, de dos horas, tiene una explicación lógica, más allá de la excelente calidad técnica (impactante fotografía, sólidas actuaciones, dirección inteligente, refinada y, principalmente, eficiente). Los seis relatos que se plantean, pese a que muchos tienen algunos finales algo inverosímiles, son muy fáciles de creer. Aunque la película tiene algunos vicios, el resultado total es más que positivo.

relatossalvajesLa bicicleta verde, Haifaa Al Mansour. Una película de esas en las que es fácil irse del cine con el corazón lleno, más allá de algunos vacíos en el relato. El film es un canto de valentía encabezado por una directora que se rebeló contra un país (Arabia Saudita) muy lejos de los valores occidentales. Fresca, divertida, inteligente y abierta a mostrarle al mundo cómo se vive en un lugar en el que las mujeres, por ejemplo, no tienen permitido pasear en una bicicleta como la de Wadjda, la nena que no le teme a nada.

bicicletaLa mirada del hijo, Calin Peter Netzer. El cine rumano sabe lo que hace. Esta película es otra prueba, como casi todos los films de Corneliu Porumboiu. La mirada es una pintura extraordinaria de un hijo perdido y sin rumbo y una madre que sobrepasa sus instintos y se vuelve peligrosamente obsesiva. El relato cuenta, básicamente, la lucha de un hijo de sobrevivir a una mamá que se convirtió en una especie de monstruo de mil cabezas. Es uno de esos relatos en los que parece no ocurrir nada, pero la historia se encuentra en los silencios, los gestos, los planos delicados. Una verdadera joyita.

miradaGuardianes de la galaxia, James Gunn. ¡Al fin! ¡Se despertó Marvel! Después de lo que hizo Nolan con su gran trilogía de Batman, el género de superhéroes debería relajarse y divertirse un poco como lo hacen estos guardianes de la galaxia. Si una película de este tipo no tiene chispa, no sirve. Pasó con X-Men. Muchas la elogiaron. Pero no pareció muy diferente a lo que se ve hace bastante tiempo. Guadianes de la galaxia es atrevida, hace reír mucho y tiene una banda de sonido muy atractiva. Sólo le hubiera faltado algo más de fatalismo como para hacerla algo más profunda y densa. Pero está muy bien.

guardianesThe Lunchbox, Ritesh Batra. Como en La bicicleta verde, una película simple, lejos de ser pretenciosa y sin ideas ambiciosas se vuelve muy fácil de sentir empatía. Aunque está lejos de ser una obra maestra, The Lunchbox presenta una particular historia de reinvención de la vida de dos personajes que parecían rendidos. Por otro lado, muestra a Mumbai -India- de manera apasionada y apegada. El sistema de envío de “luncheras”, la forma en la que se terminan de conocer los protagonistas, es asombrosa. Hasta Harvard se interesó y premió la organización de mensajería. Mujeres que cocinan en sus casas y ponen la comida en viandas. Mensajeros que recorren la ciudad en tren hasta el centro. Trabajadores que reciben en su escritorio lo que sus esposas les prepararon. Brillante.

lunchboxIda, Pawel Pawlikowski. Una película gris, sombría y triste. ¡Pero qué película! Anna, una joven a punto de volverse monja en Polonia, en los 60, descubre un secreto profundo familiar que deriva de la época del nazismo. La filmación en blanco y negro, vuelve a quedar claro en esta película, tiene una particularidad imposible de igualar. Todo se transmite de una manera más eficiente y clara a partir de planos arriesgados y eficientes. La película escupe además al período comunista, donde la gente carecía de esperanza y sólo se consideraba un número de producción.

Ida, other films

Menciones especiales: Perdida (David Fincher), Boyhood (Richard Linklater), El gran hotel Budapest (Wes Anderson) y Jersey Boys (Clint Eastwood).




There are no comments

Add yours