La pregunta que Rogue One obliga a hacerse

rogueone

(# Lo de siempre: no tiene sentido escribir sobre este tipo de películas sin spoilers; si todavía no la viste, hay tiempo para escapar de acá)

Darth Vader puede contra todos. No importa los que se pongan adelante, él está por encima. Es capaz de cualquier cosa, menos de quedarse con el disco que contiene los planos que enseñan cómo destruir a la Estrella de la Muerte. La secuencia es dolorosa: está la furia imbatible del villano más espectacular de la historia del cine. Hace agrandar los ojos y acelera -al fin- las palpitaciones. Y también está el vacío. Todos saben que ese disco, esa información, llegará a manos de la princesa Leia. ¿Y entonces? El suspenso, la tensión, prácticamente no existe.

Esa sensación, sobre el final de la película, se arrastra durante casi todo el camino de Rogue One,  el spinoff de Star Wars dirigido por Gareth Edwards. ¿Dónde está la sorpresa de todo esto? (¡Imposible no pensar en Sully!)

La historia: a Jyn Erso la usan los rebeldes para llegar a los enemigos y el misterio de la Estrella de la muerte, un arma que se supone que puede ser capaz de todo. Ella, una joven sin ningún talento en particular, movida por el deseo de encontrarse con su papá, un supuesto genio capturado por el Imperio, se lanza. En el medio, se encontrará con un grupo que la acompañará como líder de la misión.

La primera secuencia de la película parece una sentencia de principios: en vez de sacudir al espectador y ponerlo bien arriba con alguna situación de acción pura, lo baja. Lo mete en la raíz de la historia, en qué pasó con la infancia de Jyn. Se toma el tiempo para la introducción, planta su semilla para lo que viene.


Pero, después de eso, el relato se traiciona: todo empieza a ser apurado, sin explicación, indiferente al contexto. ¿Por qué Jin aparece arrestada? No se sabe. Una elipsis demasiado bruta, que va de la niñez de la protagonista a la adultez, que le hace perder muchas tuercas a la historia. Esa falta de desarrollo pone en ridículo a un personaje como Saw Gerrera (Forest Whitaker), quien se supone que cuidó de la chica tras la muerte de su mamá y la desaparición de su papá. Ni un poco de esencia.

Así como el episodio VII tuvo mucho de “grandes éxitos de Star Wars”, como si lo importante fuera que los fanáticos no se sintieran decepcionados, en Rogue One se repite la fórmula. Hay un cameo de R2 y C3-Po que no se puede creer: en el medio de una secuencia bélica, plena de acción y en la que todo se vuelve serio, los personajes más divertidos de Star Wars tienen una aparición fantasma que no aporta nada. Todo parece atado al factor de la nostalgia para enganchar a un grupo de fanáticos obsesionados por una saga legendaria. Pura demagogia.

star-wars-rogue-one-press-shot-11-hero

La película no termina de atrapar (y queda muy lejos de enamorar) porque tiene una cantidad inexplicable de personajes (¡y de planetas!). Entonces, nunca se los termina de conocer por completo. ¿Por qué luchan? ¿Cuáles son sus sueños? ¿Qué los oprime? ¿Para qué arriesgar la vida? Imposible sentir algún tipo de empatía. No hay épica y, lo peor: por momentos se siente aburrida. ¿Hay que emocionarse por el contexto? ¿Hay que sentir empatía por estos héroes anónimos porque le pasaron la posta a los personajes emblemáticos? De ninguna manera. La película debería tener autonomía y vida propia. Cassian (el personaje que interpreta el tibio Diego Luna) es probablemente el más grave de todos.

La dirección es casi tan elemental como en las películas originales de Lucas, pero lo que en ese momento era una necesidad de recurrir a la simpleza para conseguir buen gusto, ahora es una señal de mediocridad. Más allá de la idea de respetar la estética de la saga, no hay planos que enamoren ni secuencias que llamen la atención.

El guión contempla a un grupo de rebeldes variado en cuanto a razas y etnias (el latino, el árabe, el negro), pero es egoísta a la hora de trabajarlos. Ninguno se destaca especialmente. Son una masa de nada. La historia recién toma picante en los últimos quince minutos, cuando el mando narrativo sólo se dedica a la acción pura.

Rogue One, la segunda creación de Disney después de comprarle la franquicia a George Lucas, obliga a hacerse la pregunta: ¿es el momento de soltarle la mano a la saga?




There are 8 comments

Add yours
  1. Javier

    De los peores analisis que he leido, con todo respeto. De verdad, no hay pelicula tan fuerte de mensaje como Rogue One de la fuerza colectiva en pos de la esperanza y la libertad de los oprimidos, y que nadie es más importante que nadie, sin importar raza, especie, etnia o discapacidad y todos debieran hacer su sacrificio personal por lo que realmente creen y luchan. Aqui hay un lectura de largometraje ya capsiosa y preconcebida acerca de la idea que Disney maneje la continuación de la saga. Y lo más importante del film, no es el “fin” sino el “como” fue que el escuadron Rogue One consiguio los planos, que ya todos sabemos de antemano con los episodios 4/5/6 que lo consiguieron. Es uno de los mejores spin off con vida propia jamás hechos en la industria.

    • Lucas Bertellotti

      Gracias por el comentario, Javier. Sin faltarte el respeto, lo mío, aunque no te guste, es un intento de análisis. Lo tuyo es más bien una serie de descripciones. Si Rogue One pretende mostrar el “cómo” y no “el fin”, entonces la cuestión es aún más sencilla y básica: aburrida.
      Creo que a la película hay que juzgarla de manera autónoma y, la verdad, no funciona bien. Mi punto es que hay una serie de fanáticos que analizan en base a presunciones y contexto de la saga. Es decir, describen situaciones que en Rogue One en realidad no existen, sólo imaginan que es así a partir de otros episodios de Star Wars.

  2. Christian gavilan

    No coincido en la mayor parte del análisis. En principio si coincido con el poco desarrollo de personajes, un problema grave, pero tambien entiendo que esta pelicula se trataba mas de la historia que de los personajes a diferencia del episodio VII, con quienes vamos a pasar al menos 2 películas más.
    Todas las películas se tienen que valer por si mismo, tambien coincido, pero este tipo de películas tambien se tratan de como expanden el universo, en definitiva, es la 8va película de la franquicia.
    A mi entender no solo es buena, sino que ademas mejora al episodio 4 como película. Ahora entendemos mas la ocupación del imperio y lo que significa la rebelión, y lo que son capaces durante la guerra.
    Hubo cameos que hicieron servicio a los fans, pero a mi entender, del bueno. Lo senti organico a la historia. La escena de vader fue uno de los mejores momentos de todas las películas de star wars.
    El tercer acto fue lo suficientemente simple para seguir la historia y entender la acción. Fue uno de los mas espectaculares finales que hemos visto en estos ultimos años. La guerra se sintio como ninguna otra película de star WARS.
    La ultima crítica que hago, y creo que no nombraste, fue la falta del texto inicial. Esta película lo necesitaba, quizas no para nosotros, pero si para el fan casual.
    Para mi este fue un solido primer spin off, tenía mucha presión. Para mi es un 8 la película. Me quedo con la frase de kathleen Kennedy, esta película era un experimento, y creo que da esperanza para los proximos spin off.

    • Lucas Bertellotti

      Está bien, Christian, buen comentario. Suma al debate, por más que no esté de acuerdo. Voy por pasos:
      “Lo que son capaces durante la guerra”, esto me hubiera gustado verlo un poco más desarrollado, más allá de que aniquilan esos dos planetas.
      “El tercer acto fue lo suficientemente simple para seguir la historia y entender la acción”. Sí, estamos de acuerdo.
      “La ultima crítica que hago, y creo que no nombraste, fue la falta del texto inicial. Esta película lo necesitaba, quizas no para nosotros, pero si para el fan casual”. Esto sería agravar aún más la necesidad de responderle a los fans. Basta de eso.
      ¡Saludos!

  3. Richard Uther

    A ver, vamos por partes. Hay un par de puntos con los que estoy de acuerdo, pero a pesar de eso mi opinión es completamente opuesta. Primero y principal: Decis que hay que analizar la pelicula por si sola y no como parte de un todo. No estoy de acuerdo, pero pongamosle que si. En ese caso ya arrancaste mal el analisis, tu primer queja es que carece de tensión porque uno ya sabe el final. Eso ya dice que NO la estas analizando por si sola, sino que tu opinión viene influenciada por conocer la historia que la rodea. Creo que si la hubieses encarado por ese lado, como una parte de un todo, en lugar de tratar de individualizarla arbitrariamente, tu analisis sería mucho mas valido. Repito, no le quito validez por pensar diferente, sino por el enfoque.

    Segundo: La dirección. No se como la podes comparar con las dirigidas por Lucas. Aclaremos que de la trilogía original, el muchacho de la papada promiente solamente dirigió una. Despues hizo las prequelas. En los cuatro casos las escenas de acción son caoticas, con cortes bruscos, la camara por todos lados y los personajes teniendo que exponer lo que pasa para que uno lo entienda. En esta pelicula no hubo nada de eso. Pero acordemos disentir en este caso.

    Tercero y el punto mas importante: El fan service. Es el punto. La queja contra George Lucas fue que se olvidó de lo que los fans quieren ver, dede Disney dijeron “Nosotros vamos a hacer lo que los fans quieren ver”. Listo. Puede no gustarte, no hacia falta tener a Organa (Jimmy Smits) diciendo que conoce a alguien que fue de gran ayuda en la Guerra de los Clones. Sin embargo, en esa escena, una señorita al lado mio dijo “Obi Wan!”, por reflejo la mire y aunque debia tener unos treinta años, la sonrisa era la de una nena de 5. Entonces me parece que ahi tenes que cambiar tu pregunta a “Es momento de que YO deje ver estas películas?” Por que me da la impresion de que la mayoría no le vamos a soltar la mano ni por casualidad.

    • Lucas Bertellotti

      Hola, Richard. Gracias por el comentario.
      “Tu primera queja es que carece de tensión porque uno ya sabe el final”. No creo haberlo analizado así. Mi punto es que se pueden lograr puntos de tensión aún cuando se sabe el final. Pongo el caso de Sully como el ejemplo perfecto: todos sabían que el avión aterrizaba en el río Hudson. Sin embargo, la maestría de Clint Eastwood permitió que hubiera una permanente sensación de acción y ritmo narrativo.
      “No sé cómo la podés comparar con las dirigidas por Lucas”. Sí, está tan mal dirigida como esa de Lucas y las otras no dirigidas por él. Pero ese punto es de gusto.
      “El fan service”. Si estas películas están planteadas sólo para contentar a los fanáticos, entonces tendré que dar un paso al costado (?). De todas maneras, sería un fracaso intelectual y artísitico de parte de Disney. Con el presupuesto y las posibilidades que tiene, hacer feliz a una chica que grita “Obi Wan” no puede ser la aspiración.
      ¡Saludos!

  4. Mariano Mayo

    Hola Lucas, a mi la peli me gusto, no es “El Padrino” ni “Forrest Gump”, pero eso no la convierte en una mala película. “Es lo que es”, es decir, si en su momento veías las de James Bond de Pierce Brosnan luego decir en la crítica algo asi como “el tipo no se despeina nunca” estaba de mas, fuiste a ver a James Bond y en esa época no se despeinaba ni en un bombardeo (me gustan mas las nuevas en que queda todo roto).
    Esto es mas o menos igual, y fui al cine a ver Star Wars, y es lo que vi. Comparto con vos que me tiene un poco cansado el temita de ser políticamente correcto y meter gente de todas las etnias y sexos (el próximo protagonista de la saga va a ser un árabe transexual gótico, como para abarcar lo que les falta), no porque me moleste, sino porque eso confirma que fuerzan la historia para que no digan como en las 3 originales que solo aparecía un negro (Lando) y que en el imperio eran todos arios, aunque eso era para que parezcan nazis (incluso sus uniformes y gestos), si bien ahora lo siguen haciendo, incluso es peor, porque los traidores al imperio nunca son rubios (el piloto de carga en esta y el de caza en episodio 7), incluso los clones tampoco son rubios (Jango Fett era hawaiano o que?), osea que el mensaje es “los no rubios traicionan”? o “para tener rango hay que ser ario”? mal por Disney.
    Jode la mano de Disney también en que no hay sangre ni mutilación ni nada, como si fuera una de cowboys de los 60, llueven bombas y tiros y lo mas grave es que saquen una chispa y caigan secos, si la hicieran un poco mas como “la caída del halcón negro” (sin llegar a “rescatando al soldado Ryan”) las escenas bélicas serían mejores. Es un poco decepcionante, no por morbo (tal vez un poco) pero si porque, seamos realistas, el mayor público que sigue Star Wars se compone por gente de al rededor de 30 y creo que un poco de sangre a esta altura no nos va a traumatizar. Disney tiene de dejar de pensar que SW es para chicos, no señor, es para nosotros, los de 30 y pico, y si tanto les preocupa la sangre, miren un poco de lo que miran sus hijos y van a ver que desastre.
    Me alegró muchísimo la ausencia de algún JarJar o una tribu de ositos cariñositos antropófagos (no me jodan, en ep 6 no vi cárceles por ningún lado en la aldea y los ositos tocaban los cascos de los troopers como tambores, se los re morfaron!). Me alegro porque es una peli que le podes hacer ver a tu novia sin que te pierda respeto al ver esos nefastos personajes (cómicos???)..
    Me gustó que expliquen de donde salieron los planos, pero principalmente como es que hicieron semejante fortaleza voladora para dejarle un agujero que conduce al reactor y permite que la bajen de un tiro. Es algo que me atormentó por años y le sacaba credibilidad a ep 4, porque básicamente todo se basaba en eso, sin el error constructivo nunca podrían ganar, y era poco creíble semejante error en semejante tecnología.
    Y hablando de tecnología, vuelvo a mi afirmación de “es lo que es”. Para reflejar la estética de la saga original (la estética de episodio 1 es un asco), siguen manteniendo paradigmas que si se piensan un poco, son un poco ingenuos, es decir, pueden volar a la velocidad de la luz, construir máquinas, robots y naves impresionantes pero los combates siguen dependiendo de la muñeca del piloto como si fuera la 2da guerra mundial, pero ahí esta la esencia de SW, no se enfoca tanto a la lógica, sino a que el universo SW es así, hay tecnología para mover cosas del tamaño de una luna a la velocidad de la luz, pero a nadie se le ocurrió usar eso para reventar al enemigo, no, mejor persigámosnos por el espacio en frágiles navecitas que disparan rayos que son mas lentos que la luz y peleemos cuerpo a cuerpo con sables láser que desafían todas las leyes de la física.
    Y por último, así no te aburro mas, que los storm troopers no puedan acertarle a una vaca adentro de un baño ya me tiene medio la fuerza al plato, y ademas me sigo preguntando para que les sirven las armaduras si con un tiro los bajan como moscas, incluso en ésta los apalea un chino ciego… con un palo! y yo iluso esperando que el palo se convierta en sable láser, pero parece que no tenían los derechos para un sable láser, ni para la música original de SW.
    Muy bien el efecto a lo Benjamin Button de la princesa Leia al final. El comandante (Peter Cushing) de la estrella de la muerte no tan bien pero con la desventaja de ya estar muerto desde 1994, lo perdono.
    Por que la mina estuvo en cana? por que Forrest Whitaker no encaja en ningún lado? por que el padre de la protagonista seguía laburando para el imperio si la hija estaba prófuga y la esposa muerta? con que lo extorsionaban? por que no los voló a todos cuando ya no tenia nada que perder y manejaba toda esa tecnología?… en fin, “es lo que es”, es Star Wars y aunque la amemos siempre va a estar llena de fallas, como casi todo lo que amamos.
    Larga vida y prosperidad!
    Ah no, eso es de otra franquicia…
    Saludos (a secas)

    • Lucas Bertellotti

      Gracias, Mariano. Estimo sin hacer cuentas (?) que se trata del comentario más largo de la historia del blog. A esta altura, puedo asegurar que los comentarios de los lectores son mucho más interesantes para leer que el posteo.
      ¡Saludos!


Post a new comment