Los mejores estrenos del 2016

estrenos2016

En el posteo de las mejores películas que vi en el 2016, planteé que probablemente debía dejar de ver tantos estrenos y enfocarme en películas de otros tiempos, que tienen el sello garantizado. Rodrigo, un querido lector, me planteó la duda sobre la sentencia: lo nuevo no fue -ni es- tan malo como para darle la espalda.

Quizás tenga razón.

Sing Street, John Carney. Es sorprendete la sensibilidad que tiene este director irlandés para filmar música. Ya lo había hecho en Once (una caricia extraordinaria) y Begin Again (con algunos momentos espectaculares), y ahora encontró su punto justo. Sing Street es un retrato perfecto de la adolescencia en las partes bajas de Irlanda, una realidad que no siempre se suele mostrar. Para resumir la película: después de verla, me bajé la banda de sonido y, casi ocho meses después, la sigo escuchando con fascinación y alegría.

sing-street

Le Noveau, Rudi Rosenberg. A veces lo simple es tan fuerte como lo ambicioso y excesivamente pretencioso. De eso se trata esta delicia francesa que relata con dulzura y buen ojo el momento en el que un chico adolescente francés se cambia de colegio.  Es una de esas películas que remueven la picardía que parecía perdida, el instinto infantil guardado en algún cajón, la sensación de risa postergada por obligaciones y presiones que antes no estaban. En la película, los protagonistas son un grupo de chicos parisinos que ya no son más nenes, pero tampoco adolescentes. Tienen tal frescura que enamoran en cada secuencia: la sexualidad a punto de reventar, el sentido de exploración intacto, las ganas de vivir llenas.

acteurs-photos

Homeland, Abbas Fahdel. Todo dicho en este posteo. Qué obra maestra, por favor.

Tangerine, Sean Baker. La historia de dos travestis que dan vueltas por Los Ángeles. El relato, una especie de crónica de un día de una prostituta en un barrio malo y marginal, tiene un ritmo fascinante, pero especialmente una verosimilitud que asusta. La película roza lo documental, probablemente por la cámara que se usó para filmar: un iPhone.

Tangerine

Kubo, Travis Knight. Qué maravilla, por favor. A la altura del cine de Ghibli. Fantasía, buen gusto, magia en la animación. El mundo sería un lugar más justo si gana el Oscar a mejor film de animación. Sobre el final de la película, hay que disfrutar de una versión que abruma de While my Guitar Gently Weeps.

kubo-gallery-04

Sully, Clint Eastwood. Me di cuenta en el medio de uno de los momentos más dramáticos de la película. Todos saben el final de esta historia. Yo mismo reconocía que no debía haber suspenso en esa secuencia, que estaba todo dicho. Pero, por alguna extraña razón, la situación transmite de todo menos previsibilidad: fascinación, miedo, adrenalina. Me vi agarrado a la butaca con fuerza, nervioso.  Era pura intensidad lo que se transmitía. La conclusión: Clint Eastwood filma tan bien que hace olvidar hasta lo obvio.

brody-clint-eastwoods-sully-existential-burden-1200

La larga noche de Francisco Sanctis, Francisco Márquez y Andrea Testa. Lo mejor que dio el cine argentino en el año.

p r e s e n t a LA LARGA NOCHE DE FRANCISCO SANTIS una pelÌcula de Andrea Testa y Francisco M·rquez En competencia internacional del BAFICI 2016 SINOPSIS: Francisco Sanctis (45), un hombre sin compromiso polÌtico, recibe en plena dictadura militar la informaciÛn precisa de dos personas que van a ser secuestradas por el ejÈrcito. Esa misma noche Francisco tiene que tomar la decisiÛn: øArriesgar· su vida para intentar salvar la de dos desconocidos? ACT/AN: Diego Vel·zquez, Laura Paredes, Valeria Lois, Marcelo Subiotto y Rafael Federman. distribuye: PENSAR CON LAS MANOS 2016

El niño y la bestia, Mamoru Hosoda. Otra joya espectacular del mundo de animación.

El ciudadano ilustre, Gastón Duprat y Mariano Cohn. Una película inteligente, culta, que juega con la exageración del pueblo-infierno para llegar mucho más a ese toque ácido-humorístico-despiadado.

Capitán Fantástico, Matt Ross. Hay que dejar de lado un par de exageraciones, algunas cuestiones mal explicadas o apuradas y una musicalización un poco dañina para disfrutar de un testimonio contra la vida de hoy. Viggo Mortensen es todo en el papel de un papá que decide alejar a sus hijos de la realidad a cambio de un modelo surrealista: en el medio del bosque, entre entrenamientos, cánticos y lecturas. Inteligente, tierna y divertida.

captain-fantastic

Little Men, Ira Sachs. Lo que pasa cuando lo complicado de lo adulto se cruza con lo sencillo de la niñez-adolescencia. Un lindo relato de una amistad que se ve podrida por una serie de cuestiones de grandes. En el final, una enseñanza sobre los destinos: cuando dos amigos tienen un vínculo pero provienen de diferentes lugares, es probable que el camino los termine por separar.

littlemen




There are no comments

Add yours