Un mensaje tan conmovedor y bello como alarmante

ballena

En el momento en que uno comienza a enamorarse por un lugar tan hermoso como inaccesible, que disfruta tanto de una vida pura e instintiva como desconocida, aparece el hombre. Océanos, del director francés Jacques Perrin, será sin dudas uno de los mejores films del año. Un documental que cuenta la historia de la vida marina, reflejada en imágenes tan contundentes y naturales que llegan a erizar la piel en los casi 85 minutos de duración.

La tecnología alcanzó el punto en el que se puede ver el fondo del mar, a unos 150 o 200 metros, y sentir que se está nadando entre las extrañas criaturas de diferentes tamaños y colores. La voz en off del locutor aparece muy poco y el verdadero protagonista es el sonido que se produce : efectivo e imponente, dos condiciones que justifican que este film debería ser visto en el cine o en una  pantalla grande con buen audio.

Tras una hora de ver escenas fantásticas, de supervivencia, de la naturaleza y de la vida misma, aparece una red gigantesca en el medio del océano. La cámara comienza a subir y se observa a una tortuga que está atrapada. Aletea una y otra vez pero no puede moverse. Más arriba hay un delfín, ya muerto, que se terminó por ahogar. También un tiburón, que se mueve desesperadamente buscando liberarse. La red comienza a subir y , con estos tres enormes del mar, se lleva toneladas de pescado, que serán vendidos en alguna lata de supermercado o una pescadería. Desde el agua y mientras una lluvia constante golpea el lente de la cámara, se ve a la embarcación que tiró la red al mar. En la proa hay una persona con rasgos orientales que agarra al tiburón, de unos 35 kilogramos, le corta sus aletas y lo devuelve al mar. La cámara acompaña la caída del tiburón al fondo del océano, como si fuera un tronco. Mientras su sangre se desparrama, el tiburón agoniza y mueve su cabeza, la única parte de su cuerpo que aún tiene locomoción.

Las imágenes del comienzo representaban un lugar al que no pertenece el hombre. Las del final, el irrumpimiento del mismo y con él, el desastre. Mientras una foca nada entre un carro de supermercado y desde la superficie ve las fábricas que expulsan humo y agua podrida a su habitat natural, un abuelo pasea con su nieto en el museo de Ciencias Naturales de París. Caminan y miran las especies que ahora están disecadas, que se extinguieron. Las que Perrin ya no puede mostrar en el agua, sino en un museo frío y deshabitado. Con un golpe bajo, Perrin anuncia al espectador que es el momento de tomar conciencia sobre lo que el hombre está generando.

En el final, una luz de esperanza. Un hombre nada junto a un tiburón  inmenso. Otro lo hace mientras filma a una ballena. Nunca podrán vivir juntos, pero quizás sí compartir algunos momentos. Mientras uno, el único en la relación que puede hacer daño, sea respetuoso. Estos elementos serán los que diferenciarán al film de Perrin de un simple documental de la BBC o de National Geographic. En el 2001 el director francés realizó casi lo mismo con Nómadas del viento, sobre las migraciones de los pájaros. Aunque las dos son fantásticas, Océanos golpea directo en el corazón, quizás porque el espectador puede llegar a  sentir más empatía con los mamíferos.  Sin dudas merece el calificativo de imperdible y hasta de obra maestra.
Utilizo la primera persona para concluir con el comentario más subjetivo y personal de la crítica: salí de la sala odiando a los zoológicos y los acuarios, donde los animales viven encerrados, fuera de su lugar, tristes y sin libertad.

(*) Unas 20000 personas vieron el film, exhibidas en 21 salas en la Argentina. Actualmente se pasa sólo en el cine Premier, en Corrientes al 1500.



There are 10 comments

Add yours
  1. fer

    Gran documental, estimado! Estoy contento de haber podido irlo a ver antes de que lo sacaran para poner pareja explosivo, esta nueva obra maestra de Tom y Cameron (?)…

  2. Cata

    Increíble documental!. No solo por la extraordinaria manera en la que muestra el muchas veces desconocido para nosotros mundo del océano, sino porque también, y como vos muy bien resaltaste, nos permite pararnos un minuto a repensar las cosas..Una lástima que no esté mas en cartelera..!

  3. Agustina

    Lucas, buenisima esta nota! Me erizó la piel!!! Voy a ver si puedo conseguir el documental, el trailer es fantástico, muchas ganas de verlo!! Felicitaciones por el BLOG!

    • Lucas Bertellotti

      Gracias Agus, el documental es muy bueno…lástima que haya sido tan poco visto en nuestro país.. en España, en su primera semana en cartel, fue el segundo film más visto…ahora habrá que esperar a que salga en DVD


Leave a Reply to Marta Ameal Cancel reply