Preguntas, la mejor manera de pensar una película (como Elefante Blanco)

darin

¿Cuál habrá sido el objetivo de Pablo Trapero en Elefante Blanco? ¿Qué es lo que pretende mostrar? ¿Lo mal que se vive en las villas? ¿La ausencia del Estado? ¿Lo malo de las drogas? ¿Lo bueno de los curas villeros? ¿Lo cruel de la injusticia social? ¿Lo bueno de involucrarse? ¿Lo malo de involucrarse? ¿Lo no conocido para una parte de la sociedad? ¿Lo conocido para otra parte?

¿Con qué imagen de la villa habrán quedado las más de 500 mil personas que vieron la película? ¿Por qué la vieron 500 mil personas? ¿Alguien habrá hecho algo para ayudar después de haber visto la película? ¿Alguien se habrá preguntado si lo que se muestra es verdad? ¿Alguien habrá pensado si esa es la única verdad? ¿Alguien habrá pensado que las cocinas de drogas pueden estar en la villa, pero también a la vuelta de la esquina de cualquier barrio?

¿Qué significan los televisores prendidos con la voz de Tineli en los pasillos de la villa? ¿Qué significa el rezo del padre Julián mezclado con imágenes de indigencia y pobreza extremas? ¿Por qué unos tanto y otros tan poco? ¿Por qué la música de Pity Álvarez para la música? ¿Por qué el sexo angustiado entre el cura y la asistente social? ¿Por qué la gente que trabaja en la villa se muestra saturada, al borde del colapso?

¿Elefante Blanco es una llamada de atención? ¿Le habrá llamado la atención a alguien? ¿Cambió algo después de la película? ¿Es posible que eso ocurra? ¿Debe ser el objetivo de una película cambiar algo? ¿Es bueno que eso pase? ¿Es necesario ver una película para conocer una realidad tan cercana? ¿Qué son las villas para la gente que no vive en ellas? ¿Y qué son para la gente que sí vive ahí? ¿Cuántas villas hay en la ciudad de Buenos Aires? ¿Cuánta gente vive en ellas? ¿El film tiene una mirada que estigmatiza?

¿Qué habrán pensado los verdaderos curas villeros sobre la película? ¿Cuánta gente de la villa que participó en el film como extra lo pudo ver?

¿De qué se trata este post?

“Pensar que esto pasa de verdad”, fue el comentario de una chica de unos 20 años que estaba a dos butacas mías en la sala de cine. Pero, ¿cómo sabía esta chica que “esto es verdad? ¿Estaba segura que era así?

Tardé varios días después de ver la película en contactar a algunos curas villeros para conocer su opinión. El padre Sebastián, de Ciudad Oculta, donde se filmó Elefante Blanco, estaba enojado con el film, también con los medios de comunicación. “Son miradas que estigmatizan, que no muestran el camino de la fe, la solidaridad y la alegría de las villas”, me dijo. Molesto, no quiso dar una entrevista. Volvió a su mundo, ahora conocido en parte, y de manera negativa para él, gracias a la película.”De que no existen pasamos a que existen pero con la virulencia de mostrar las cosas malas. En primer lugar, me parece positivo que se haya hecho una película sobre un mundo que normalmente es ninguneado en la sociedad”, me dijo el padre Toto, de la 21-24 de Barracas. Y, por último, con el padre Willy, de la 31, fue con el que más hablé al respecto. Nunca iría a buscar un cadáver en el medio de una zona de narcotraficantes como lo hace el personaje del cura extranjero. Tampoco rescataría a un joven adicto al paco de la manera que lo hace el personaje de Darín. Las cocinas de drogas que se muestran también están en otros barrios, ¿o no?”.

El director tiene la libertad de poner el foco y mostrar lo que quiera, es obvio. Este post se trata de la obligación que me impongo como espectador de no ser cómodo. De consumir con la necesidad de imaginar, de no sentir que siempre me van a decir la verdad. Y, si es la verdad, de intentar preguntarse otros aspectos de esa verdad. De tomar todo con pinzas. Entiendo, al final, que Elefante Blanco es una gran película porque despertó, por lo menos para mí, la importancia de hacerme preguntas para pensarla y entenderla un poco más. Cuando Trapero, que mantuvo el prestigio de su incuestionable filmografía, se metió en las villas y se ensució las manos para mostrar ese mundo, ¿qué tipo de espectador habrá pensado? ¿Mucha gente habrá dicho “pensar que esto pasa de verdad”?



There are 11 comments

Add yours
  1. Joaquín Bilbao

    Sin pensar demasiado (quiero comentar y no procastinar una respuesta) diría, antes que nada, que El elefante blanco es, primero, una película de entretenimiento. Después vienen las otras cuestiones que son secundarias al relato principal. No ví en Trapero un intento de mostrar algo más allá de ciertos estereotipos. Tampoco hubo nada parecido a una invitación a pensar la problemática que se muestra.
    El foco de la película parece ser el sufrimiento y el miedo. Lo que marca la historia es la emoción. Trapero parece explorar la psiquis de los dos curas, nada más. La película intenta (y falla, me parece) ser intimista.
    Para apuntar a “algo más” faltó principalmente contexto. ¿Dónde se ubica este escenario? La política está representada en la figura caricaturesca de un político, nada más. Nada se dice del contexto político que vivimos hace casi diez años. Me parece que acá Trapero no se animó a nada.
    Con el tema social parece ir algo más allá, pero se quedó muy corto. Recuerdo ver la película y lamentar que no hubiera una visión desde dentro, desde los habitantes de la villa. De su día a día. De nuevo, parece caer en estereotipos (más allá de algunas escenas logradas como el chico sufriendo por el paco). En esto creo que el sacerdote que entrevistaste está en lo cierto.
    Sobre los personajes no deseo extenderme porque el post no apunta a eso. Sólo diré que son funcionales al relato y nada más.
    En fin, eso respondería sobre la película. A algunas personas, las que se interesan por saber más, les puede despertar algo (aunque dudo que alguien que esté más o menos informado se conmueva o descubra algo).
    A los que van al cine como entretenimiento, la película les llena un par de horas, hacen comentarios como el que escuchaste y después se comen una pizza (cómo suele suceder en general y cómo me ha pasado tantas veces a mi). De nuevo, dudo que salgan a buscar algo más como hiciste vos. Para ellos el cine es una diversión, un plan para salir con tu pareja, con amigos. Y no está mal. Pero me da la impresión que Trapero puede dar mucho más y no lo hace. Casi que algunos directores crecen y sus películas se hacen cada vez más tímidas, menos desafiantes.
    En fin, eso.

    • Lucas Bertellotti

      Gracias por el comentario, Carolina. Joaquín: creo que Trapero es mucho más ambicioso que otros, por eso me despertó todas estas preguntas, por eso alentó a que parte de la película estuviera de alguna manera en el blog. Entiendo como vos que falló en varios puntos pero no hay que pasar de largo que no hay otros directores como él en la Argentina. Creo que en Elefante Blanco muestra una problemática y después cada uno puede hacer lo que quiera con ella. Con respecto a la política, ¿no será que está ausente en la villa? Por lo que hablé, a ninguno de los curas villeros les interesa que haya política en los barrios. Si quieren ayudar, que así sea, pero sin banderas. Por el otro lado, ¿qué derecho puede adjudicarse “la política” cuando los barrios no tienen agua o luz, ni hospitales ni escuelas?
      Coincido en que parece difícil que el film haga descubrir algo nuevo con respecto al tema social. Pero también me parece que sí puede llegar a sacudir un poco, a hacer que alguien se movilice un poco más, se sienta intranquilo.
      Saludos!

      • Joaquín Bilbao

        Entiendo tu punto sobre la diferencia de Trapero con otros realizadores de Argentina, aunque no estoy tan al tanto la verdad. Respecto a la política: si, como decís, está ausente en la villa, ese es precisamente uno de los grandes problemas. Las personas son ciudadanos y gozan de derechos. El agua potable, electricidad, acceso a salud y educación son fundamentales. Si esos habitantes no tienen esas cosas la política tiene que hacerse cargo. Porque todos ellos también son el Estado Argentino.
        Por eso digo que Trapero no se animó. ¿Qué pasa con nuestros políticos que esta problemática sigue ahí durante todos estos años de crecimiento, etc. y etc.? Todos los gobiernos, nacionales, provinciales y municipales han fracaso en este sentido. Desde el poder ejecutivo hasta el legislativo. Muchas promesas para sacar votos. Muchas fotos, francamente vergonzosas, para conquistar la sensibilidad del “otro” ciudadano. Ahora que lo pienso, puedo hacer conexiones con este uso para el entretenimiento (pero dejemos esas divagaciones para otro momento).
        Por último, es preocupante que a los curas villeros no les interese que la política esté ahí. Porque la solución a largo plazo sólo es posible dentro de nuestro sistema polítco, imperfecto como sea (a no ser que busquemos otras respuestas, pero esa es otra historia, otra a la que tampoco se anima Trapero).
        Pero bueno, reconozco que llevo un politólogo por dentro.
        Muy bueno el post. Él o la película generaron debates e ideas. Creo que fue más el primero. Felicitaciones.

  2. marina

    Yo no voy a negar la realidad de que las villas existen, de que el paco es consumido x gente joven en indigencia y que causa estragos, de que los politicos solo recuerdan a los pobres cuando les conviene, de que en Argenitna la realidad es que todo siempre se deja por la mitad, de que hay barrios que son peligrosos y que hay gente que se muere a los tiros, etc, etc, negarlo es negar la realidad. No es fantasia, si te gusta pensar que es fantasia para sentirte major alla vos, pero no lo es. Si la pelicula tiene una tendencia un poco mas oscura puede sea cierto pero olvidaste mencionar el final, el asesinato del padre mujica que todavia no ha sido esclarecido. Quizas la pelicula toma un tono mas osucro por el final. La pelicula muestra claramente que hay gente Buena en las villas que asiste a misa y que tartan de ser mejor, y no se como se te paso ese detalle. Pero el punto de foco es la miseria, la miseria humana de que en realidad si puede que haya laboratorios de drogas en San Isidro, pero el tema es que una persona sin recursos e indigente, no sale se esa vida sin recursos. Enfoca la problematica de que somos y como somos como pais. Las preguntas deberian ser. Estamos prestando atencion o solo nos importa lo nuestro individual? porque el gobierno no hace nada como en Colombia por ejemplo de poner librerias gratis y guarderias gratis para que los pibes lean mas y los padres puedan trabajar, o que la gente se distraiga en cosas productivas? que hacemos como sociedad para enfrentar esta problematica de las villas? En Colombia el nivel de violencia descendio un 80 % SI un 80 % al instalar una biblioteca publica en donde los pibes pueden hacer actividades, leer y aprender manualidades. Simple como eso.

    • Lucas Bertellotti

      Marina: Perdón, pero creo haber sido más o menos justo con las preguntas que planteé en la entrada. Son preguntas que se refieren a cosas buenas y malas. “La película muestra claramente que hay gente buena en las villas que asiste a misa y tratan de ser mejor”. Creo que tu pensamiento es un poco simple y te lo retruco con otra pregunta: ¿Quién dijo que la gente que va a misa es buena por el sólo hecho de ir a misa?
      Por otro lado, no creo que el texto haya dado la impresión de que parte de lo que muestra la película es fantasía. Con lo del asesinato del padre Mujica no entiendo muy bien a qué te referís.
      Un saludo, muchas gracias por el comentario y bienvenida al debate.

      • Anonymous

        No. No me explique bien y me doy cuenta. Yo no digo que toda la gente q va misa es buena logicamente q no! Al contrario. Lo q digo es q mas alla de ser una peli Obviamente muestra la realidad + cruda de las villas y que no se puede negar. Obviamente es un trabajar q para mi trata de despertar la conciencia cuidadana de q estamos haciendo. Que las otras personas y sus decisiones nos afectan a todos porque el ser humano no es un orgsnismo aislado si no comunidad. Darle vuelta la cars a la problematica de la violencia y las drogas y la indigencia no nos ayuda como sociedad. Por eso el comentario del padre Mujica. No se si entendes. ..no lo perdieron solo los pobres di no todos como sociedad. Yo creo q la peli trata dr mover la conciencia x eso es una vision+ cruenta. Por otro lado vos preguntabas x tinneli se ve de background x q pity de musica etc. Yo lo veo como es. Como sociedad hemos aceptado un rebaje cultural q no nos lleva a nada. Es la realidad.

        • Lucas Bertellotti

          Entiendo tu posición, muchas gracias. Celebro que Trapero haya buscado mover un poco a la gente que se muestra indiferente. Por mi parte, no me hizo falta ver la película para conocer esa realidad. Saludos.


Leave a Reply to Lucas Bertellotti Cancel reply