El taxista que piensa en Europa con las fotos en su guantera

a_buenos_aires_taxi_ride

Decime vos: ¿para qué mierda me voy a subir a un globo de esos? No es para mí. Andá a saber si sopla el viento, se rompe o se cae. Estaba en el lobby del hotel con el grupo de viaje y uno de los guías vino a ofrecernos el paseo. 100 euros salía. Ni en pedo. Me quedé ahí sentadito mientras se anotaban los que habían aceptado. Hasta que vi a las dos viejas: “Sí, señor. Nosotras vamos a ir”. Dos viejas chotas eran, más grandes que yo. ¡Ah, no! Si estas viejas van, yo no me la voy a perder. Pagué los 100 euros y ¿sabés qué, pibe? Nunca me arrepentí. Vi Sofía desde un globo aerostático. ¿Sabés lo que son las montañas desde ahí arriba? El verde, los edificios, la gente que parece muñequitos…Había una pareja de médicos en el globo. Ellos me convencieron más todavía. “¿Sabés cuánta gente puede hacer esto en el mundo?”, me decían. Tenían razón. ¿Cuánta gente puede hacer lo que hice yo? Muy pocas. Nunca me arrepentí. De esas cosas nunca te arrepentís.

A mí me dicen “usted no sabe lo que es Washington, Nueva York”. Sí, está bien. Deben ser muy lindas ciudades. Pero yo les respondo: “¿Sabés lo que es Berlín? ¿Amsterdam? ¿Venecia?”. Yo cuando me piden visa para ir a algún lado…andá a la concha de tu madre… quién carajo sos para pedirme visa vos. Y bueno… si alguna vez dicen que en algún mes no hace falta pedir visa, voy. Pero no me canso de Europa. Yo les digo a todos lo mismo: “Andá a Roma y mirá el Coliseo romano. Si no te caes de culo, te pago el viaje”. Es como si la historia del hombre te pasara por arriba. Como una ola. Es imposible no caerse de culo ahí.

Mi meta es siempre el próximo viaje. Yo cobro y me encanuto dos lucas, dos lucas y media. El objetivo es llegar a 30 o 35 y volar. A esta altura de mi vida, es lo que tengo. El taxi, dentro de todo, lo banco. Ya estoy un poco viejo y en la calle hay mucha gente pelotuda, pero otra cosa no queda. Me gusta la calle. Soy mi propio jefe. Eso es importante. A mi edad no necesito que nadie me rompa las bolas. Mis hijas me preguntaron la otra vez si no pensaba en jubilarme. “¿Son boludas ustedes?”, les dije. Si me retiro, se acaban los viajes. Con la jubilación que tengo, la básica, no me alcanza ni para comer. ¿Qué voy a hacer en mi casa? Mi mujer murió hace muchos años ya. Yo tengo que estar arriba del auto. Ahorrar todo lo que pueda y viajar.

Mirá las fotos que saqué. A mí me gusta imprimirlas. Viste que ahora son todas camaritas digitales y se las van pasando una a una por la computadora. Eso es una cagada para mí. Lo lindo es sacar la foto y después poder verla cuando quieras. En mi último viaje hice Grecia, Bulgaria, Croacia y Austria. Vos no tenés idea lo que es Sofía. Atenas es lindo, sí. Tiene mucha historia. Pero a mí me gustan los paisajes. Mirá esta foto. Mirá el verde este. Las montañas. Mirá esta otra foto, yo las tengo siempre acá en la guantera. Acá hicieron un pozo para hacer un subte y encontraron una ciudad bajo tierra. ¿No es impresionante? Qué impresionante…

No es fácil viajar solo y menos cuando vas un país al que no conoces el idioma. Pero te hacés amigo de gente impagable. Si viajas solo, siempre te dan ganas de hablar con la gente. Ojo, eh: no es fácil viajar acompañado. Hay que buscar a la persona que te pueda acompañar… de no tener problemas. “Yo quiero un sandwich de mortadela, no yo uno de bondiola”…”Vamos a levantarnos a las 6, no mejor a las 9”. Eso es jodido también.

Yo tuve para ir a Cuba. Teníamos que ser tres personas por 1500 dólares. Pero no pude ir. No me acompañó nadie. Para este último viaje, una piba de la agencia me dijo: “Saque compartido. Si no saca nadie, queda solo”. Pero no… yo voy a 15 hoteles. Voy 20 días y recorro todo lo que puedo. ¿Y si me toca un tipo compartido que se tira pedos o eructa? ¿Sabés lo que es eso? Si es sucio… no… claro, en ese nivel la gente no es así… es difícil que te toque algo malo. También puedo encontrar gente que es mejor que yo y puedo encontrar alguien que piense que yo soy peor que él…

Lo que necesito yo es una habitación simple y un baño privado, no me voy a levantar en pelotas para ir a un baño. No… te la hago simple: si tengo que ir a un hostel, pagar 30 euros, dormir con 4 borrachos, 3 putas… no, no estoy para eso. Si vos me decís que me mandas una mina, yo acepto. Por ahí te afanan, o no… pero andá a arriesgarte…

Ahora, en el último viaje, me tocó viajar con gente de mucho nivel. Había un juez, un empresario de San Luis que hablaba de dejarle la casa al hijo y vender otra… a ese nivel es la cosa, a ese nivel…También había un viejo, que andaba con una gorda vieja chancha, que alquilaba cuatro locales en San Nicolás. Ese tipo debe ganar 15 lucas o más. Yo soy un taxista. Vivo con poco, no necesito mucho. Mi prioridad es siempre la misma. Que el chanchito de la alcancía se llene a fin de mes. Por eso traigo las fotos conmigo. Siempre las tengo acá en la guantera. Cuando puteo, porque puteo mucho en esta ciudad que a veces es una mierda, miro las fotos. Mirá lo que es esto. Londres. Qué ciudad. Primer mundo. A todos les digo lo mismo. El que va a Londres y no pasa por Liverpool es un boludo. Yo lo hago siempre. Un trencito y en tres horas te vas a ver todo lo de Los Beatles. ¿Sabés lo que es estar en el barcito? Esa caverna en la que tocaban Los Beatles. Hay que mirar las fotos. Hay que mirar las fotos y es como si te escaparas de toda la mierda.

(#) El relato, contado en primera persona, es la historia real de un taxista llamado Antonio.



There are 4 comments

Add yours
    • Lucas Bertellotti

      ¡Muchas gracias por el comentario! Coincido 100% con tu análisis, aunque en esta historia hay que tener en cuenta que hay un lado triste: Antonio viaja y la pasa bien, pero también debe sentirse un poco solo.


Post a new comment