Angels in America: Dios abandona el cielo en tiempos de desesperanza

angels_in_america

“Odio a Estados Unidos, Louis. No me gusta este país. Es sólo grandes ideas e historias y la gente muerta y la gente como vos. Se puso la palabra “libre” a una nota tan alta que nadie puede llegar. Yo vivo en Estados Unidos, Louis, y eso es lo suficientemente duro. No tengo que amar eso. Para eso estás vos. Todo el mundo tiene que amar algo”. Belize.

Roy Cohn habla por teléfono e insulta. Fuma un habano mientras mira un portarretratos que tiene una foto en la que posa con el presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan. Está internado en el hospital y casi nadie lo va a visitar. Es probablemente el abogado más poderoso del país, pero está solo. Sabe que va a morir. Arrastra el SIDA hace demasiado tiempo. Es 1985 y Dios abandonó el cielo hace un rato.

Angels in America, mini serie de seis capítulos de una hora de HBO, tiene elementos para ser una obra imprescindible. Describe tiempos de desesperanza, en la que los personajes se ven agobiados por una sociedad que les da la espalda, resignados por la falta de tolerancia y, por supuesto, invadidos por el SIDA, una enfermedad que creció como una ola gigante a la parecía imposible de enfrentar. El relato se centra en dos historias que cada tanto se chocan: Roy Cohn y Joe, abogados homosexuales que no se animan a confesar su sexualidad, y Prior y Louis, jóvenes de unos 30 años que sienten que la vida les pasó por el costado y no llegaron a hacer nada.

Roy es sólo una pieza más del rompecabezas que forma Nueva York, una ciudad hostil, algo siniestra y marcada por el individualismo. Su ayudante abogado, Joe, es un mormón homosexual no declarado, que combate todos los días con su mujer, por la que siente cariño pero ningún tipo de deseo sexual. Todas las noches camina en el Central Park para ver algo de sexo entre gays. Y luego vuelve a su casa. “¿A dónde fuiste?”, le pregunta Harper. “A caminar por ahí”, le responde. Al otro día, a la oficina.

Angels in America, que salió al aire en 2005, ganó cinco Globos de oro y está basada en una obra de teatro de Tony Kusher, no trata sobre el SIDA. Es un aspecto importante, pero los temas son aún más grandes y ambiciosos: sexo (los contrastes entre la falta de fuego en una relación heterosexual y la química en otra homosexual), religión (los mandatos que obligan a las personas a hacer cosas que no sienten ni creen), familia (una unión fuerte que no se deja romper) y política (la falta de sueños ante un político, Reagan, que parece lejos de la gente y no es más que una figura hollywodense). La aparición de ángeles entre los personajes invita a la magia. Funcionan como conciencias que se hacen ver cuando ya no quedan rastros de razón y sólo queda lugar para el desborde emocional.

La serie juega mucho con lo absurdo. Constantemente se plantean mundos paralelos, a partir de las alucinaciones de algunos personajes (Harpert, la mujer de Joe, toma tres Valium por día para volar todo lo que pueda y alejarse de su realidad). Por momentos, el recurso resulta efectivo y atrapante. Por otros, todo suena demasiado exagerado y largo. El relato, que a veces pierde tensión, se toma todo el tiempo del mundo para llegar a un punto determinado.

Una de las grandes virtudes, probablemente el punto más fuerte, son la calidad de las actuaciones. Al Pacino, en el papel de Roy, ofrece su mejor interpretación desde Perfume de mujer, de 1992. Simplemente apabullante. Meryl Streep, que hace de la mamá Joe, una mujer conservadora que viaja desde Utah a Manhattan para “salvar a su hijo”, da una clase de cómo utilizar la voz y el cuerpo, en una transformación superlativa. Todo el resto del elenco no sólo acompaña sino que también está a la altura.

Angels in America tiene secuencias exasperantes, difíciles de digerir. No teme apostar fuerte e impone condiciones. Es densa, va lento y pausado. Atrae por las imágenes y sensaciones de los personajes, que no paran de sufrir. Cuando Dios no está, sólo los ángeles pueden ayudar para encontrar un resquicio de luz.



There are no comments

Add yours